Anoche tuve un sueño que parecía un recuerdo, un vistazo a lo que fue...

Señales cruzadas de otra vida donde, en lugar de todo esto, te tenía. La vida era exquisitamente simple. Y éramos desesperadamente felices.

Aunque me gustaría poder detener el tiempo en ese último abrazo y hacerlo infinito, sé que, al soltarte… te podría perder.